Colegio Abraham Lincoln

Colegio Abraham Lincoln

jueves, 27 de agosto de 2015

Nuestra posición como padres frente al consumo, incide directamente en la visión que tengan nuestros hijos sobre este tema.

Nos alegra saludarlos nuevamente en este año escolar e iniciar el compartir de la escuela virtual de padres con un tema tan importante y actual como lo es el consumo de sustancias psicoactivas. En los últimos días hemos sido testigos de trágicas noticias por el exceso y la experimentación de los adolescentes en el tema de sustancias psicoactivas. Esta compleja situación requiere de toda nuestra atención y por esto les compartimos algunas ideas que El Espectador publicó en una entrevista realizada a Efrén Martinez especialista en la materia.
1.       Debemos entender que cuando se habla de sustancias psicoactivas, también se hace referencia al cigarrillo y al licor y en la mayoría de ocasiones es desde aquí que se pasa al consumo de otro tipo de sustancias. Por consiguiente el seguimiento a estos aspectos debe ser fundamental en el proceso formativo.
2.       La posición que tenemos como padres frente a cualquier tipo de sustancia psicoactiva, es fácilmente perceptible por nuestros hijos, por lo que debemos ser cuidadosos con lo que decimos y hacemos.
3.       Comprender que las sustancias psicoactivas de ahora son diferentes a las de antes, por lo que debemos actualizarnos permanentemente en el tema y tener claro que las reacciones de las personas al consumo de sustancias son diferentes. La premisa de que alguien consumió durante una temporada y no le ocurrió nada, no es aplicable para todos.

Los invitamos a leer el artículo

miércoles, 10 de junio de 2015

Posición de la OMS frente al Cigarrillo Electrónico


La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda prohibir la venta de cigarrillos electrónicos a menores de edad, afirmando que su consumo genera graves amenazas para los adolescentes, en tanto que a largo plazo representa un peligro para el desarrollo del cerebro.

Ante esta recomendación el Ministerio de Salud en Colombia ya inició el proceso de la recisión de este caso en nuestro país. Para iniciar el Invima no cuenta con registro sanitario de estos productos, aunque ya hace varios años este mismo estamento se había pronunciado manifestando que este tipo de productos no tiene ningún tipo de bondades terapéuticas.

Ahora bien, el estudio de la OMS expresa que “el uso de estos dispositivos aumenta la exposición de los no fumadores y de las terceras personas a la nicotina y a ciertas sustancias tóxicas”. Lo preocupante de la situación es que aún no se toman las medidas suficientes para su regulación, por lo que es fundamental que como padres de familia tengamos una posición clara frente a lo nocivos que son este tipo de dispositivos y otros similares que se disfrazan de inocuos (Cigarrillos electrónicos y Narguiles), la demos a conocer a nuestros hijos y no permitamos su uso.

Ver noticia en:



jueves, 4 de junio de 2015

Las enseñanzas que nos deja Charlie-Charlie


Sin el ánimo de dar por cerrado el tema de Charlie Charlie, queremos compartir algunas de las enseñanzas que esta situación nos puede haber dejado, a la luz de una publicación en un Blog del diario El Tiempo. Cada vez hay más personas que creen que el fenómeno proviene de una estrategia publicitaria de la Warner Brothers para la promoción de una película de terror, pero independiente a esto, nos ha mostrado lo vulnerables que pueden ser los niños y jóvenes, así como lo permeables a este tipo de estrategias de Marketing.
Las enseñanzas nos muestran que 1. La soledad no deja nada bueno, por lo que el acompañamiento a nuestros niños y adolescentes es fundamental; 2. El colegio debe apoyar el proceso formativo que se imparte desde casa; 3. En el mundo virtual también hay riesgos; 4. No debemos menospreciar ni restarle importancia a este tipo de situaciones y 5. Más amor y menos chips, lo que implica que nuestro cariño por los hijos es irreemplazable por cualquier dispositivo o bien material.

Recomendamos la lectura del artículo que puede ser encontrado en:

jueves, 28 de mayo de 2015

Charlie Charlie are you here?


En el mensaje de la escuela virtual de padres del día de hoy, queremos compartir con toda la comunidad, un juego que se ha dado a conocer por medio de redes sociales y que los niños y adolescentes de muchas partes del mundo están realizando como un reto paranormal. El juego consiste invocar a un espíritu, el cual responde con el movimiento de un lápiz que esta sobre otro en forma de cruz y señala un “si” o un “no” escritos en una hoja. Independiente de la posición que tengamos frente a la creencia o no de este tipo de juegos, es importante resaltar que pueden generar alteraciones nerviosas, en el sueño o en la tranquilidad de niños o adolescentes. En nuestro país ya se han presentado casos relacionados a esto, por lo que generamos un espacio de reflexión con estudiantes, en el cual manifestamos que este tipo de juegos no se deben realizar en el colegio. Consideramos importante una extensión de la reflexión en casa desde el punto de vista de cada familia.

Invitamos a consultar los siguientes artículos

lunes, 25 de mayo de 2015

Si cambio mi comportamiento, los niños cambiarán su comportamiento.


Así como la disciplina y las consecuencias son fundamentales en los procesos formativos de nuestros hijos, es importante que con nuestro ejemplo brindemos las actitudes que esperamos que ellos fortalezcan. A Einstein se le atribuye la siguiente definición de locura: “Hacer lo mismo una y otra vez, esperando resultados diferentes”, lo que necesariamente nos lleva a cuestionarnos sobre lo que podemos hacer (cambiar) para lograr cambios en conductas que no queremos ver en nuestros hijos. Aquí les compartimos algunas situaciones que nos invitan a cambiar, para lograr de nuestros hijos mejores seres humanos. Con seguridad ustedes encontrarán muchas otras que harán del ejercicio de ser padre-madre, un reto en la formación de nuestros niños y niñas.

martes, 19 de mayo de 2015

Regular uso del celular en colegio, mejora resultados académicos

Un reciente estudio de London School of Economics publicado por CNN revela que la prohibición del uso del celular en las escuelas repercute de manera favorable en la educación de los jóvenes. Se descubrió que el impacto de la normatividad del no uso de celulares en la escuela, equivale a una hora adicional de clase a la semana y que el rendimiento académico puede incrementarse en un 6.4% teniendo una mayor incidencia en los jóvenes con más bajas calificaciones, en los cuales puede llegar a mejorar en una 14%.

Nuestra institución tiene una reglamentación vigente que impide el uso de estos dispositivos en las clases, sin embargo, algunos persisten en utilizarlos, por lo que debemos llegar al punto de decomisarlos. Como institución continuaremos en la exigencia y generación de conciencia al respecto, sin embargo también, consideramos fundamental el apoyo de los padres en la regulación que desde casa se puede hacer al uso de estos dispositivos, a evaluar si se requiere de manera indispensable que su hijo lo traiga al colegio y a pensar en los beneficios académicos que le podría traer el dejar de usarlo en la institución.

Ver noticia en

martes, 24 de marzo de 2015

¿Por qué los niños deben apoyar con las labores domésticas?


Un artículo de The Wall Street Journal destaca investigaciones que demuestran los beneficios académicos, emocionales y profesionales, de los niños que asumen responsabilidades domésticas en sus casas. El artículo muestra la realidad actual en la que muchos padres le damos toda la importancia a los resultados académicos, deportivos, artísticos entre otros, y con estos objetivos como prioridad, no permitimos que nuestros hijos realicen labores comunitarias en el hogar, evitando los procesos formativos que trae el asumir, conjunto con las tareas escolares, responsabilidades en casa. ¿Cómo y por qué lograr esto?
Cuide su lenguaje: Manifiéstele que es de gran ayuda y no se quede en agradecerle por la ayuda,  El estudio determinó que lo que motivaba a los niños, era la idea de crear una identidad positiva, el ser reconocidos como alguien que ayuda.
Planifique los horarios: Marque las tareas en el calendario junto con la lección de piano y la práctica de fútbol. Esto indica consistencia de propósitos.
Hacerlas Jugando: Que sea progresivo, asumiendo niveles de dificultad mayor con la experiencia.
No pague por las tareas domésticas: Diversas investigaciones sugieren que los reconocimientos externos pueden en realidad afectar la motivación y el desempeño. El pago de dinero a cambio de hacer las tareas del hogar convierte un acto altruista en una transacción comercial, y disminuye así la motivación para ayudar.
Discriminar bien el tipo de tarea: Para desarrollar conductas pro-sociales como la empatía, las tareas deben ser constituir una rutina y no estar focalizadas en el auto-cuidado (limpiar el propio cuarto o lavarse bien los dientes), sino en el cuidado de la familia (barrer la casa o lavar los platos de todos).
Vincule a sus hijos: En lugar de decir haz tus tareas, diga hagamos nuestras tareas.
Dele una buena publicidad: No relacione las tareas de la casa con el castigo.